Recomendación del mes - First Dates
29 ago

Recomendación del mes - First Dates

“A caballo regalado no le mires el dentado”.

Esta frase me viene a la cabeza cada vez que pienso en este programa. Define a la perfección lo que este programa nos podrá mostrar. Hay ciertos aspectos que pueden verse negativos o positivos al gusto de cada uno, haciéndolo más o menos cuestionable si se quiere ver. Pero una cosa es cierta e imposible de negar: la visibilidad que da sobre nuestra sociedad es grande y amplia.

First Dates es un programa de primeras citas a ciegas entre personas escogidas por el mismo programa para tener una cena en el restaurante del mismo. Las personas envían sus propios perfiles en un vídeo respondiendo varias preguntas y explicando su personalidad y gustos en el amor. De ahí, el programa empareja perfiles afines (en un principio. Por que hay cada caso…) y tienen una primera cita cenando, donde deberán intentar descubrirse, atraerse y acabar la cita con ganas de tener una segunda. En caso de que no surja una chispa, cada uno para su casa y Dios en la de todos.

¿Qué ocurre en este programa para ser una buena recomendación del mes?

Es un programa con un éxito medio que, según el programa, te puedes llegar a emocionar, reír o sorprender según que citas y/o personas que aparezcan.

Como buen programa televisivo no todas las citas tienen una buena conversación, feeling o respuesta final. Es más, en ocasiones desde un primer momento se puede ver que “esa cita” no va a terminar bien. Es una de las partes que quizá pueden ser más cuestionables, al ser un programa de televisión no siempre busca “el amor puro e instantáneo de una primera cita”; a veces una cita más problemática con altibajos también produce más sorpresa y risa, haciendo que las emociones viendo el programa no sean las mismas para el espectador.

Pero, dejando de lado las características obvias de un programa de televisión. First Dates es un programa de citas, de amor, de sorpresas y “difusión” de muchos aspectos sociales. A lo largo del programa el mundo LGTBI+ está tremendamente integrado en las citas que se preparan, tanto como una cita heterosexual. Podréis encontrar citas entre heterosexuales, homosexuales, bisexuales… así como participan personas transexuales, intersexuales… vamos: no cisgénero. Eso sin pensar ya en todo lo que engloba la versatilidad queer. Si sois abiertos y pacientes con el programa podréis ver citas entre personas de lo más dispares, curiosas y de las que aprender mucho. Estos son aspectos que pueden llegar a ser muy tabús en la sociedad y este programa le dará una visibilidad muy natural que ayudará a eliminarlos.

Fuera de la diversidad en sexualidad, y si se es cisgénero o no. Es decir, de los aspectos más sorprendentes, variados y tabús, podréis ver aspectos más relacionados con la personalidad y resolución de situaciones de las personas. En sí, personas más liberales, precavidas, tímidas, sexuales, lanzadas, religiosas, graciosas… y de un infinito de características más que os harán descubrir todas las formas que hay en la sociedad de afrontar una cita. He visto hasta citas con personas en relaciones poliamorosas que buscaban un segundo o tercer amor (también diré, que es del peor éxito y aceptación se ha tenido. Esto del poliamor sigue teniendo muchos pasos que dar).

Concluyendo. First Dates no es el máximo referente en búsqueda del amor y encontrar tu posible alma gemela (quizá en algunos casos sí. Quién sabe). Pero si os podréis entretener un poco, reíros y quizá emocionaros. Y lo más importante de todo: aprender sobre todas las formas de amar que nuestra sociedad tiene. Y esto último, es el punto fuerte que no debéis obviar.

¿Habrá alguna vez un programa entero que se den todo “Si”? 

¿Cuántas variantes LGTBI se podrá ver en el programa?

¿Llegaremos a ver una cita poliamorosa?

¿seguirá mostrándose rechazo cuando algo se salga de los “estándares” de los participantes?

Te puede interesar:

- El artículo: Recomendación del mes - Sense8