¿Cómo gustar sin enseñar de más? Ser sexy en otoño
14 sep

¿Cómo gustar sin enseñar de más? Ser sexy en otoño

El verano está por acabar y el frio no se ha hecho de rogar. Lluvias, ventoladas y unos buenos días fresquitos nos dejan claro que nuestro estilo de vestimenta debe empezar a cambiar. Ya no podemos dejar tanta carne al aire ni intentar ser sexy mostrando nuestros esfuerzos para mantener la línea. Ahora tocará buscar otras formas de atraer a nuestros amantes.

No os preocupéis. Formas de excitar, gustar y mantener la sexualidad está garantizado, aunque empecemos a parecer una tarta de capas o una cebolla (hay gente que cuanta más capas le quitas, más ganas te dan de llorar).

Esto no es ningún blog de moda y aún menos, yo no soy ningún experto ni aficionado a la moda. Pero podemos estrujar un poquito este tema para ver como con ropa encima también se puede llegar a jugar con el sex appeal. Es muchas ocasiones insinuar es mejor que enseñar y dejar ver lo que puedes llegar a esconder por debajo también puede ser un gran juego. Y si no, se puede tirar de otras herramientas.

 

Una buena autoestima, la mejor prenda.

Veamos, uno de los factores más importante a la hora de mostrar más ropa que carne es sentir que estas bien con lo que llevas puesto. De la misma manera que te esfuerzas por mantener una línea “decente” para poder lucir palmito en la playa, piscina o derivados. Hacer lo mismo con las ropas que te pondrás ahora.

Un poco de conocimiento sobre lo que te sienta bien, que colores combinan entre sí o a ti te favorecen mejor, cuales partes de tu cuerpo son mejor destacar. Este tipo de cosas son básicas para sacar partido a tu lado más sexy. Dejando modas y estilos de lado, sólo tienes que fijarte en el estilo u ropas que a ti te gusta llevas, eso hará que reluzcas más.

Lo que quiero decir con lo anterior es lo importante de sentirse bien con lo que uno viste. No hay nada más bonito, reluciente o atractivo que alguien que destaca por lo cómodo que se siente por cómo se siente o cómo viste. Por tanto, transmitirlo en lo que os pongáis. Siendo esto algo con lo que os sintáis guapos o cómodo vosotros mismos. Eso quizá no atrae a mucha más gente de manera masiva (el mundo es una masa que se mueve al unísono. Difícil encontrar alguien que se salga de ahí), pero si atraerá a la gente que tengas que atraer, puesto que será más a fin a tu estética y tu buen estado de ánimo.

Un juego de seducción.

Con el frio y más prendas puestas la seducción sigue otras formas de funcionar. No todo se rige por enseñar un poco de carne, al menos de golpe. Hay un gran juego en la seducción de la insinuación y el “destape progresivo”, esto se puede aprovechar ahora.

Como os he dicho una buena autoestima con tu propia forma de vestir atraerá más que ninguna “falsedad” que os pongáis encima. Pero claro, eso no implica que no podáis jugar con lo que tenéis puesto o lo que os quitáis. De ahí también se puede jugar. “El arte de mostrar lo necesario para excitar a la persona que te gusta”. Ahí entra lo que queráis poneros para ese juego.

Las diferentes capas que lleváis pueden realzar vuestros puntos fuertes y seguro que son sencillos de encontrar. Así, poco a poco, se va viendo más de uno, pero enfatizando las mejores partes (típico momento de peli eterno desvistiéndose el uno al otro antes de tener el encuentro sexual y toqueteando lo que se va quedando desnudo).

Vamos, que sentiros guapos, poneros guapos, sentiros cómodos y sexys vosotros mismos. No os dejéis llevar por lo que se diga de modas y variados. No hay nada mejor que sentirse sexy, más que “vestir sexy” porque X persona te lo diga. Eso sí, todas las capas son importantes.

Dadle importancia a lo exterior como a lo interior y poneros una lencería bien bonita y que os guste, nunca se sabe cuándo podéis acabar sólo con vuestra ropa interior puesta y la persona de vuestros sueños delante. Para eso os puedo dar una pequeña ayuda con FlameInYou. Echad un vistazo a la categoría de lencería que hay en tienda. Haced clic en “Lenceria” y mirad todo lo que hay, seguro que hay algo que os gusta realmente.

Un post sobre cómo vestirse en un blog sobre sexualidad. Básicamente se reduce a cómo sentirse más cómodo y sexy con uno mismo y su forma de vestir, la mejor forma de gustar a los demás. Un buen par de prendas bonitas y combinadas, enfatizar tus puntos fuertes y una ropa interior que cuando aparezca deje al mundo cegado.

 

Nada mejor que una buena autoestima y sonrisa como prenda de vestir.

Te puede interesar:

- El post: ¿Sexo con pelo o sin pelo?. Ventajas, inconvenientes y cánones estéticos

- El post: La música para hacer el amor. Las ventajas del sexo que debes conocer